sinagoga-canadaItongadol/AJN.- Los jefes de la sinagoga Beth Israel en Peterborough ofrecieron compartir su espacio orando con sus vecinos musulmanes después de que la única mezquita en la ciudad fuera incendiada.

Los fieles musulmanes rezaron en la sinagoga dos veces y las dos comunidades celebraron una cena juntos.

Una sinagoga en Canadá abrió sus puertas a la comunidad musulmana local después de que una mezquita cercana fuera incendiada en un crimen de odio, luego de los ataques terroristas en París.

Los jefes de la sinagoga Beth Israel en Peterborough invitaron a los fieles musulmanes a rezar en la sinagoga después de que cócteles molotov fueron arrojados a Masjid Al-Salaa (Mezquita de la Paz).

La mezquita, la única en la ciudad, sufrió daños que fueron valorados en 80 mil dólares.

El presidente de la Sinagoga, Larry Gillman, afirmó que cuando se enteró del incendio, él se acercó a la junta directiva de la sinagoga y les preguntó si estaban dispuestos a compartir su espacio de oración con la comunidad musulmana. Ellos votaron por unanimidad a favor.

“Los canadienses tenemos que mantenernos unidos”, expresó.

“A pesar de que salió de una tragedia, estamos trabajando juntos”, señaló Kenzu Abdella, el presidente de la Asociación Kawartha musulmana. “Tenemos más similitudes que diferencias… Al fin y al cabo, es una casa de Dios.”

La semana pasada, los fieles musulmanes rezaron en la sinagoga dos veces y las dos comunidades celebraron una cena juntos.

Vía Itongadol