“Pésaj Sheni” es una conmemoración celebrada por los judíos el día 14 de lyar. Su significado es, el segundo Pesaj o la Segunda Pascua. A pesar de que este día no es festivo, es muy importante para la cultura judía, pues trae recuerdos de un día alegre en la época del Templo y representa la oportunidad de ofrecer sacrificio, para los hombres que no pudieron cumplir este rito en la pascua, a causa de su condición “inmunda”, que se adquiría por haber tenido contacto con un muerto o entrar en la casa de una persona que había fallecido.

El sacrificio de Pesaj se ofrecía cuando en Jerusalén aún estaba la construcción del Sagrado Templo. En él se acostumbra a comer un pedacito de matzá (pan tradicional de la comida oficial de la pascua judía) que había quedado de la celebración de la pascua en su tiempo.

De “Pesaj Sheni” se extrae el siguiente significado, dentro del judaismo es, una de las ideas más importantes: Nunca es tarde. Y así dice el Rebe anterior de Lubavich: “Pesaj Sheni” nos enseña que nunca hay situación pérdida, siempre se puede corregir”.  Otra aplicación de enseñanza es que si queremos cambiar, desde el cielo recibiremos fuerzas superiores para lograrlo. A veces la segunda posibilidad es preferible a la primera.

Pesaj Sheni también, enseña la fuerza que posee la auténtica demanda que emana del judío. Esto demuestra que existen cosas que Dios entrega por sí mismo y la función de los judíos es aceptarlas y cumplirlas.

El segundo Pesaj no vino sino por medio de la demanda y exigencia de los hijos de Israel, quienes gritaron “¡Por qué nos mermarán!”