Era el primer centro comercial y social de esta región durante el ministerio de Jesús. Significa “Ciudad de consuelo” o “Ciudad de Nahúm”. Este era el lugar donde se recolectaban los impuestos de aduana y se encontraba una guarnición de romana.

Este fue el lugar donde Jesús llegó desoyes de salir de Nazaret, y la casa de Pedro llegó a ser su casa. Capernaum estaba a orillas del mar de Galilea, cerca de los confines de la hermosa llanura de Genesaret.

Esta región tenía una pujante industria agrícola y pesquera era una población bastante grande la cual dependía de ella misma. Su nombre es mencionado en cuatro Evangelios. Flavio Josefo un historiador judío escribió: «Son muy buenas y fértiles, llenas de todo género de árboles, en tanta manera, que mueven con su fertilidad a la labranza a los que de ellos no tienen ni voluntad ni costumbre. Por esta causa no hay lugar en todas ellas sin que sea labrado por los que allí habitan, ni hay parte alguna de tierra que esté ociosa» (Guerras de los judíos, libro 3, capítulo 2). Jesús basó muchas de sus parábolas en ejemplos de la vida diaria y de las actividades típicas de esa región”

«Descendió Jesús a Capernaum, ciudad de Galilea; y les enseñaba en los días de reposo. Entonces Jesús se levantó y salió de la sinagoga. Al ponerse el sol, todos los que tenían enfermos de diversas enfermedades los traían a él; y él, poniendo las manos sobre cada uno de ellos, los sanaba» (Lucas 4:31, 38, 40).

Cristo profetizó la caída de Capernaum, y actualmente, sus montones esparcidos de piedra de basalto negro se extienden por un kilómetro y medio a lo largo de la costa del mar. Los más importantes de estos son las ruinas de una estructura de forma octagonal, que se señala ahora como la casa de Pedro y las ruinas de una de las mejores sinagogas de Galilea.

“Por tanto os digo que en el día del juicio, será más tolerable el castigo para Tiro y para Sidón, que para vosotras. Y tú, Capernaum, que eres levantada hasta el cielo, hasta el Hades serás abatida; porque si en Sodoma se hubieran hecho los milagros que han sido hechos en ti, habría permanecido hasta el día de hoy. Por tanto os digo que en el día del juicio, será más tolerable el castigo para la tierra de Sodoma, que para ti”. (Mateo 11:22-24)